Clases de antivirus

El antivirus consiste en una aplicación o un grupo de ellas cuya función es prevenir, buscar, detectar y eliminar cualquier tipo de programa maligno. Estos programas comprenden virus, gusanos y spyware, operan sin el consentimiento del usuario y además posibilitan la ejecución de recursos o el consumo de memoria y pueden llegar a destruir o deshacer la información.

¿Cuáles son las clases de antivirus que existen?

1. Eliminadores – Reparadores: esta clase de antivirus no solo descubren la presencia de un virus sino que están en capacidad de realizar una eliminación de los ficheros afectados o en la zona de arranque del disco y regresar al estado inicial al programa operable. En las situaciones en que el virus sobrescribe el código original del programa, el antivirus no puede permitir dejarlo en su estado inicial.

2. Detectores: es la clase de antivirus más sencillos, contrariamente a los anteriores, se enfocan en anunciarle al usuario sobre la presencia de algún virus sospechoso. En este caso es el propio usuario el directo responsable de encontrar la solución al inconveniente.

3. Inmunizadores: estos programas ofrecen mucha seguridad porque consiguen prevenir la infección de los virus, troyanos y el daño involuntario de los contenidos. Los inmunizadores, o también denominados protectores, habitan en la memoria del ordenador y a partir de allí controlan la operación de los programas, realizan un formateo de los discos y una copia de los ficheros, entre otras operaciones. La dificultad que presenta esta clase de antivirus es que ocupa gran cantidad de memoria y puede llegar a reducir la velocidad de ejecución de determinados programas.

4. Programas de vacuna: este tipo de antivirus actúan agregándoles códigos a los ficheros ejecutables con la finalidad de que se autoinspeccionen justo en el instante en que se ejecutan. Otro modo en que operan estos programas es contando y almacenando una lista de sumas de control en alguna zona del disco.

5. Heurísticos: esta clase de antivirus aparentan llevar a cabo la operación de programas y contemplan su forma de actuar para identificar algún hecho sospechoso.

6. Residentes: esta clase de antivirus estudian los programas desde el instante en que el usuario los ejecuta y revisa si el archivo contiene o no alguna clase de virus. Es posible hallarlos localizados en la memoria.

7. Antivirus de patrón: estos estudian los archivos y efectúan una búsqueda para detectar alguna característica propia de algún virus. De esta forma, existen antivirus especiales para cierto tipo de virus de los cuales reconocen su manera de operar y atacar.

No hay comentarios.

Agregar comentario

top