En la historia de los sistemas operativos de Windows no todos pasaron la prueba

Los Sistemas Operativos de Windows hacen parte del avance histórico de la tecnología y los ordenadores personales. Con la revelación del primer lenguaje de programación MS-DOS, a comienzos de la década de los 80, las funciones y destrezas han ido aumentando para complacer a la demanda de más de 1.500 millones de usuarios.

Previo a la aparición en el mercado del Windows 8, descendiente de su homónimo que lleva el número 10, salieron versiones que pretendían una mayor “simplicidad en los procesos”, según las declaraciones de Mike Nash, vicepresidente de estrategia en plataformas de Microsoft. En el Blog Historia de la Informática, las últimas versiones de este sistema operativo facilitaron el soporte de discos duros virtuales, incrementaron la utilidad en procesadores multinúcleo y se extendieron las capacidades para emplear tarjetas gráficas.

Con la aparición de Windows 7, en el año 2008, la versión extendió su proyección y se fabricó para su empleo en ordenadores personales, abarcando además ordenadores de escritorio en casas y oficinas, equipos portátiles, Tablets, notebooks y equipos media center.

En el año 2007, apareció Windows Vista, sin embargo las perspectivas originadas por Microsoft defraudaron a la gran mayoría de los usuarios, por los altos requisitos de hardware indispensables para poder ejecutarlo perfectamente. Durante los inicios en el mercado, se informó sobre numerosos inconvenientes de compatibilidad con programas y controladores de hardware por fallas en el funcionamiento o no habían versiones para Windows Vista.

Sin embargo, la versión incorporó algunas cualidades novedosas, como el Windows Media Center, una aplicación que hacía posible la grabación y visualización de música, imágenes, vídeos y televisión pregrabada. Por otro lado la barra lateral de Windows, la herramienta que posibilita ejecutar programas en el escritorio, sin la exigencia de tener que abrir ventanas físicas. Este cambio también se introdujo, con algunas transformaciones, en Windows 8.

Windows XP, hizo su gran aparición en el mercado, el 25 de octubre de 2001, denominado con la clave “Whistler”. Este sistema operativo fue uno de los que obtuvo mayor acogida entre los usuarios. El heredero de Windows 2000, el XP fue el primer sistema operativo de Microsoft enfocado al consumidor y asequible en dos versiones, una para plataformas de 32 bits y otra para plataformas de 64 bits.

Este sistema operativo se distinguía por su escenario gráfico, las secuencias más ágiles y la capacidad del sistema operativo de desvincular un dispositivo exterior, la posibilidad de alojar recientes aplicaciones y controladores sin tener que reiniciar el equipo, toda esta eficiencia hizo del XP un instrumento magnífico para los aficionados de la tecnología.

La ventaja de usar varias cuentas, además del escritorio remoto que brindaba a los usuarios la oportunidad de abrir una sesión con un ordenador que actúa con Windows XP por medio de una red o Internet, beneficiaron la evolución de las redes y sistemas a menor escala. Otras versiones anteriores (Windows ME, 2000, 98, 95, NT) permitieron el avance de las aplicaciones actuales que en este momento son la base de los sistemas operativos de mayor rendimiento.

No hay comentarios.

Agregar comentario

top